Dime como tejes y te diré quién eres…

Te ha pasado que cuando conoces a otros tejedores te das cuenta de que tu nivel es de otro tipo? Simplemente porque te interesan otros tejidos u otros patrones y hasta tu forma de tejer es diferente. Y pasa mucho porque los estilos son muy variables.

Quizás no eres nivel experto, pero el tejido te apasiona tanto como a las demás, dime si te reconoces en alguno de estos tipos:


Nocturnos: Trabajas todo el día… pero no hay ningún minuto de ese día en que no pienses qué es lo que llegarás a tejer a tu casa. Comienzas el tejido y las horas se hacen muy cortas cuando ya terminas acostándote a las 3 de la mañana.


Última vuelta: Muy similar a la nocturna… pero con consciencia de que se está haciendo tarde, pero no puedes dejar sin terminar las últimas vueltas de ese bolso… o el bracito del amigurumi.


Compradictos: Solo ibas a comprar ese algodón o lanita que te faltaba para terminar tu labor… y terminas comprándote un montón de colores para un nuevo proyecto que se te ocurrió en el momento.


Los Punto bajo: Es el punto que más dominas…. Y te va muy bien, haces de todo… y así seguirás.


Inconclusos: Estas recién empezando en esto del tejido, y tienes ganas de hacerte un bolso… lo viste en internet y dijiste ¡me lo puedo!. A la semana siguiente viste otro diseño que también te gustó… y así muuuchos proyectos quedaron incompletos.


Sociales: Un cafecito, galletitas, amigos y tejido… no podrías pedir más!


Los innatos: Tejen y tejen sin ningún patrón… qué envidia!


No se diga más: Acaso hay que hacer espera?? Pues llevo mi tejido. Nos vamos de viaje ¿? Pues llevo mi tejido!. Vamos a la playa?? No se diga más!


Decoradores: Son aquellos que tienen todo tejido dentro de casa. Maceteros, bajadas de cama, alfombras nada se queda sin su toque personal.


Exploradores: Son capaces de experimentar todas las técnicas de tejido y costura, buscan en youtube los diferentes puntos y están pendientes en todo momento de ofertas de materiales desde los mas gruesos a los mas finitos.


Bodegueros: Han convertido su hogar en una bodega gigante de materiales, conos de algodón y lanitas. Si hay un espacio libre, pues hay que guardar mas lana! Los bodegueros se inician como compradictos.


Impacientes: Inician el proyecto… y al rato ya quieren verlo terminado.


Perfeccionistas: Son los que ven el más mínimo error, un punto abierto, una hebra afuera… y desarman todo. Volveeer a comenzar.


Y tu… con cuál te identificas??. Yo soy un poco de … Compradicta, punto bajo y bodeguera ajajaja… es que también es muy entretenido comprar lanitas !!

Deja tu comentario

Su correo no será publicado.

Scroll Up